JALISCO A FUTURO 2018-2030

El propósito general de la actualización 2018 del proyecto Jalisco a Futuro es organizar un esfuerzo intelectual, crítico y propositivo, sobre los principales problemas del desarrollo de Jalisco. El punto de partida es el hecho de que, a pesar de los no pocos esfuerzos gubernamentales y sociales, públicos y privados, que se han impulsado en los últimos años, los resultados han sido claramente insuficientes para colocar a nuestra entidad en una ruta de desarrollo sostenible para los próximos años. Permanecen rezagos y déficits no resueltos consistentemente en casi todos los campos de la acción pública, aunque se han producido avances y logros en algunas áreas

 

Los desafíos socioeconómicos de la desigualdad y la pobreza; los problemas de autoridad, del gobierno y de la política; el estallido de asuntos relacionados con la inseguridad pública, la corrupción y la violencia; el recrudecimiento de los déficits de gestión ambiental, los rezagos educativos, científicos y culturales, se han acumulado en el horizonte, y sus implicaciones determinan el presente y el futuro de Jalisco. Nuestra sociedad padece los efectos de problemas que afectan la competitividad económica, la confianza en la autoridad y el debilitamiento de las redes de cohesión social. La revolución digital, la sustentabilidad ecológica, los cambios en los mercados del trabajo y del capital, y nuevas formas de aprendizaje y de investigación, están marcando y reordenando aceleradamente las relaciones entre la economía, la política y la sociedad en nuestro territorio. La población jalisciense se encuentra desde hace dos décadas en plena transición demográfica, donde el envejecimiento relativo es su característica fundamental y determina cambios sustanciales en las políticas de salud, educación, empleo y bienestar social.

 

Frente a este panorama surgen nuevas incertidumbres, retos y desafíos, que requieren de capacidades analíticas, gubernamentales e institucionales para ser enfrentadas con éxito en los próximos años. Para ello, se propone actualizar Jalisco a Futuro con un horizonte de doce años (2018-2030), colocando como foco analítico central la identificación de las relaciones causales entre los problemas públicos críticos y los proyectos específicos que pueden impulsarse para su resolución eficaz y factible.