El Estudio

Jalisco a Futuro

Es un estudio multisectorial y continuo que nace en 1999 de la necesidad de construir un horizonte factible de ciudadanía para todos los jaliscienses. Ofrece una visión del futuro de Jalisco bajo una perspectiva crítica de reconocidos académicos, quienes, a través de análisis específicos, proponen, advierten y orientan sobre los principales problemas inherentes al desarrollo del estado.

Los desafíos socioeconómicos de la desigualdad y la pobreza; los problemas de autoridad por parte del gobierno en un contexto político; la inseguridad pública, la corrupción y la violencia; el déficit en asuntos de gestión ambiental; y los rezagos educativos, científicos y culturales, son algunas de las preocupaciones que se han acumulado en el horizonte, y su atención determina el presente y el futuro de Jalisco.

Jalisco a Futuro ha reunido históricamente en sus diferentes entregas a ciudadanos, investigadores universitarios, líderes de opinión, empresarios y dirigentes sociales, a través de una metodología de talleres de análisis para la identificación de problemas, sobre los cuales se formulan propuestas y posibles soluciones para construir un panorama favorable en torno al desarrollo de Jalisco.

 

Objetivos.


  •  Identificar las causas de los principales problemas de Jalisco y las propuestas y proyectos que pueden contribuir a su resolución eficaz.
  •  Formular una visión integrada, estratégica y factible sobre los problemas y alternativas de solución de Jalisco, con una visión de corto (2018-2021), mediano (2018-2024) y largo plazo (2018-2030)  

 

Metodología


Para este nuevo ejercicio, se propone enfatizar como foco del estudio la causalidad de los problemas públicos. La perspectiva analítica será la de gestión y política pública, privilegiando el concepto de gobernanza como el dispositivo analítico y propositivo central del proyecto. Como en el ejercicio anterior, se partió inicialmente de la actualización diagnóstica de doce temas generales organizados en cinco grandes ejes estratégicos.

En el proyecto Jalisco a futuro 2012-2032 (2013) se identificaron:

Definidos desde una perspectiva de política pública, los dieciocho problemas fueron seleccionados de acuerdo con tres criterios generales: a) grado de información y conocimiento sobre el perfil de los problemas identificados; b) su importancia como problemas-raíz que impactan, afectan o causan otros problemas; y c) la factibilidad de ser construidos e intervenidos como objetos de la acción pública en Jalisco. Tal como aparecen en el anexo, se enuncian los problemas públicos que en aquel ejercicio fueron considerados de alto impacto para el presente y el futuro de la entidad.

Luego de valorar la experiencia anterior y de la identificación de la agenda correspondiente y los resultados e impactos correspondientes, el nuevo ejercicio de actualización de JAF implicaba definir las líneas de continuidad de los ejercicios de 1999 y 2013, pero también determinar la introducción de un enfoque distinto con propuestas diferentes. 

Ello explica tres grandes decisiones: 

 

Por ello, se procedió a reformular el esquema básico del diagnóstico de la siguiente manera:
 

 

Para proceder a la actualización se contactó a un grupo de expertos locales, varios de los cuales participaron en los ejercicios de diagnóstico y prospectiva de cada uno de los temas tratados en el ejercicio de 2013. A este grupo se le solicitó elaborar un documento analítico breve sobre la evolución de los principales indicadores temáticos en la escala estatal durante el pasado reciente (2010-2018), que contara con información actualizada y pertinente sobre los problemas identificados en aquel ejercicio. Asimismo, se solicitó a cada uno de los participantes que señalaran cuál es a su juicio y con base en las evidencias disponibles el problema principal de los temas de su especialidad (o máximo dos problemas) y que formularan sus componentes principales (dimensiones, elementos y aspectos), así como los factores o hipótesis causales que determinan su aparición, extensión o agravamiento.

A partir de ello, se les requirió a los participantes formular propuestas específicas, de carácter estratégico, que actuaran sobre las causas de los problemas públicos, con un horizonte de corto, mediano y largo plazo. En reuniones celebradas los días 20 de junio, 24 de julio y 21 de noviembre de 2018, se presentaron los avances y se discutieron los primeros hallazgos diagnósticos, lo que permitió identificar con mayor claridad las relaciones casuales de los problemas y las posibles propuestas de intervención pública en cada uno de los temas. Con base en eso, se realizó un esfuerzo de integración matricial de los componentes y factores de las relaciones para reorganizar los ejes estratégicos de intervención, asentadas en propuestas específicas de acción pública.

 

Enfoque.


La idea central que alimenta el ejercicio de actualización es la necesidad de construir un horizonte factible de ciudadanía social para todos los jaliscienses. Esto significa no solamente construir un conjunto de derechos sociales básicos y mínimos de bienestar para todos, sino también asegurar las condiciones de equidad, exigibilidad y responsabilidad pública asociadas al cumplimiento efectivo de los mismos. Desde esta perspectiva, economía, política, cultura, educación, sustentabilidad ambiental, población, seguridad, justicia, ciencia, tecnología, política y gobierno son dimensiones que confluyen en una visión de futuro organizada en torno a este horizonte de construcción deliberada de un nuevo acuerdo social, político y de políticas, colocando el énfasis en las capacidades y acciones que se requieren para construir una sociedad de derechos, obligaciones y responsabilidades para todos.

 

Desde este punto de vista, hay tres conceptos centrales que articulan el ejercicio de actualización diagnóstica y las propuestas que se desprenden del mismo.

 

 

El primero asume el hecho de que una explicación plausible de los problemas de Jalisco tiene que ver con el desvanecimiento de los poderes y capacidades de la responsabilidad pública en torno a nuestros problemas sociales y económicos críticos. Responsabilidad pública significa no sólo responsabilidad del gobierno en sus distintas escalas y niveles (poder ejecutivo legislativo y judicial, en el orden federal, estatal y municipal), sino también de los actores, agentes, ciudadanos individuales y organizados, instituciones públicas y privadas, que coexisten en el ejercicio de acciones y comportamientos colectivos que fortalecen o debilitan la noción de lo público como algo que concierne y afecta a todos. Desde esta perspectiva, el déficit del Estado de derecho, la corrupción, los comportamientos depredadores y no cooperativos que debilitan la confianza social en lo público son las expresiones de un deterioro del significado y las prácticas de lo público en la sociedad jalisciense del siglo XXI.

 

    Responsables temáticos.